Delivery GRATIS a todo 🇵🇾 desde compras de ₲200.000

Nuestra historia, nuestros errores y como evolucionamos

¿Alguna vez te preguntaste por qué nos llamamos Perfumes Lujosos? Y no vendemos perfumes…

La pregunta que nos hicimos al empezar el negocio fue: ¿A quién no le va a gustar comprar sus fragancias favoritas a mitad de precio?

Contexto: nos referíamos a perfumes inspirados (Truchos)

Por eso antes nos llamabamos Perfumes Lujosos y económicos ????

Hoy en día no estoy seguro si nuestra hipótesis era incorrecta, o simplemente no la supimos vender o ejecutar. Pero lo que sí puedo asegurar es que dejar de vender los perfumes inspirados fue un acierto, porque gracias a eso ocurrió algo muy importante, encontramos nuestra primera pasión: el cuidado de la piel.

No ayudabamos a las personas, un grave error.

Por fin encontramos nuestro primer éxito publicitario, y nuestro primer pico de ventas: una mascarilla peel off para remover puntos negros.

Para cuando eso también estábamos mejorando la imagen de nuestro empaque, así que los clientes quedaban felices (y nosotros también)

Pero había un grave problema que muchas personas que hacen “negocios” comete todos los días.

Estábamos pensando en “cómo vender más”, y se nos estaba olvidando la parte de “y que vuelvan a comprar”. La mascarilla para remover puntos negros presentaba relativamente buenos resultados, el problema es que a los días siguientes te vuelven a salir esos molestos puntos negros.

Entonces… ¿Cómo quedó la experiencia del cliente? Honestamente… horrible.

Si vamos al presente, un año después de esta oferta; solamente vendemos productos que cumplan un estándar de calidad. Y la puerta de entrada para toda persona que no sabe cómo cuidarse la piel o el cabello, es un asesoramiento totalmente gratis que se lleva a cabo por mensaje directo de instagram, o por Whatsapp.

*Avanzando en este blog se darán cuante de que poco a poco nos volvimos expertos en el cuidado de la piel y el cabello.

La moraleja para todo emprendedor: Asegurate de ayudar verdaderamente a revolver los problemas de tus clientes, y ellos se van a asegurar de que a ti te vaya bien.

Despedida

Mientras transicionabamos a dejar de vender mascarillas peel off, a vender productos de rutina de limpieza diaria (Después de leer, investigar y de hacer muchas pruebas, nos dimos cuenta que esto sí ayudaba a resolver los problemas de la piel), Tuvimos nuestra primera disputa interna.

En aquel momento eramos 3 socios: Sol, Iván, y un 3ero.

Esta 3ra persona trajo 2 discusiones a la mesa:

  1. ¿Cómo vamos a dejar de vender lo único que practicamente estamos vendiendo?
  2. Tenemos que empezar a cobrar sueldos. (esto significaba dejar de reinvertir en el negocio)

Por más que intentásemos explicarle que si los clientes no vuelven a comprarnos, en realidad no existe el negocio. Y que si cobramos sueldos, la empresa va a dejar de crecer.

*Contexto: queria llevarse 500mil Guaranies (80Dólares en aquella época), ni si le dabamos el 100% de utilidades juntábamos ese dinero. (Jajaja, así de chico era el negocio)

Ni hablar que Sol y yo trabajabamos alrededor de 12hs a 16hs al día, y este 3ro con suerte 2hs al día, en su mayoría de tiempo solo criticaba y opinaba.

Estaba clarísimo que debíamos deshacernos de esta persona si queríamos progresar con el negocio, la pregunta era la siguiente:

¿Cómo echamos a un familiar de este emprendimiento, y cómo le echamos sin dañar la relación familiar? Empezamos ofreciendole bajar del 50% al 20% de participación en la empresa pero quitandole todas sus obligaciones como empleado del emprendimiento, mientras Sol y yo lo hacíamos crecer. Un regalazo.

Para nuestra sorpresa rechazó la oferta, y prefirió vendernos su 50% de participación por una cantidad exorbitante de dinero. Fue tanto la suma que pensamos: A esta persona le importa un **** nuestra relación familiar.

Logramos concretar la negociación, pero nos quedamos con una deuda enorme que no nos traía ningún beneficio. A pesar de esto logramos sobrellevar la deuda.

La guerra por correo fue increible, y no sabemos cómo conseguimos terminar en buenos términos.

Nunca compren de contrabando

¿Por qué será que esta “empresa dsitribuidora” no nos quiere dar factura? Nos preguntábamos con Sol.

Trabajamos con productos del brasil, y el distribuidor paraguayo no nos quería dar factura, y solamente podíamos pagarle en efectivo, raro.

Cómo no nos resolvían los problemas, decidimos comprar directamente del Brasil, rápidamente nos dimos cuenta que podíamos comprar todo a mitad de precio (normal a este punto), pero la empresa no hacía envíos dentro de paraguay y… Oh! Sorpresa!! Ni tampoco ellos pasaban por aduanas.

Ya teniamos todo comprado y pagado, nuestra mercadería estaba en la frontera entre Paraguay y brasil. ¿Qué solución encontramos? Pagarle al distribuidor paraguayo para que haga pasar los productos, y así fue. Solamente que había un pequeño detalle, esos productos ahora le pertenecían al distribuidor, y no le importaba ninguna factura que le diéramos. Así es, nos robaron.

Un alma solidaria que llevaba años en esa “empresa” , nos contó todo: era contrabando, los dueños de la franquicia fronteriza de la marca eran familiares del dueño del distribuidor, también nos contó otras formas en las que robaban y estafaban.

Aún teniamos la deuda con el 3er socio, y acababan de robarnos el 50% del capital que teníamos en ese momento. Estabamos pasando por un momento financiero terrible.

Nuestro instinto nos decía desde el principio que no debíamos seguir comprando de esta marca, porque era evidente que era contrabando y también porque empezabamos a descubrir los fabulosos Dermocosméticos. Pero tuvimos que aprender por las malas.

No entregabamos lo mejor, de nuevo…

Ya no vendíamos mascarillas peel off, ahora vendíamos productos para rutinas de limpieza diaria, un gran avance, solo que había un pequeño “pero”. La realidad es que vendíamos cosméticos y no sabíamos que los cosméticos no tienen eficacia comprobada, no sabíamos que no eran hipoalergénicos, no sabíamos que podrían traer más problemas de los que resuelven, no sabíamos muchas cosas. Una de estas cosas es que, de nuevo, estábamos dañando la experiencia y las pieles de nuestros clientes.

Conforme fué pasando el tiempo, descubrimos la maravilla que es scholar.google.com

Para el que no sabe, es un motor de búsqueda para encontrar literatura académica o fuentes académicas, nosotros lo usábamos para encontrar revistas o estudios científicos. Esto más Sol estudiando dermatología nos dió las bases para entender cómo identificar cuales eran los productos buenos de los malos, y entendiendo cómo se formulaban también entendimos cuales son las marcas que mejor resultados traen y, Oh! Sopresa!! Los productos más caros la mayoría de las veces no son los mejores.

¿Esto significa que solamente ibamos a traer dermocosméticos? Por supuesto que no. ¿Cuantas marcas dermatológicas de maquillaje conocemos? Las contamos con los dedos de una mano, y la mayoría aún no son muy buenas (a nivel de pigmentación, etc)

¡Ahora si!

O eso dijimos…

Ya tenemos todo lo que necesitamos para traer resultados a nuestros clientes, pero hay problemas muy serios: ¿La desinformación? ¿Falta de voluntad? ¿Ganas de cambiar?

La gente solo quiere mascarillas caseras, productos baratos, o un producto mágico. (Tenemos “competidores” que se aprovechan de eso)

Muy pocas personas quieren tener una rutina de limpieza diaria, muy pocos quieren cambiar sus fundas y toallas cada 3 días, muy pocas personas quieren usar protector solar, pero todos quieren resultados a los 3 días de comprar un producto.

¿Cómo resolvemos este problema? Llegamos a una hipótesis: para que las personas cambien necesitan alguien que les lidere, necesitan un ejemplo. También necesitan que se les enseñe, ya que la mayoría de personas si cometen errores es simplemente porque no saben que es un error.

Ya hacíamos contenido, pero ahora le ibamos a dar una vuelta al enfoque y pusimos en marcha varias iniciativas.

Nos funcionó y cada día lo celebrabamos.

Pero se siente muy solitario, hoy en día estamos buscando influencers que nos ayuden a que este mensaje llegue a más personas.

Nuestro siguiente gran reto

¿Cómo hacemos para convertirnos en los referentes del cuidado de la piel y del cabello en Paraguay?

Aún no sabemos cómo lo haremos, pero definitivamente lo haremos.

Tenemos muchas mini historias, que si quieren, las contaremos por medio de las redes sociales. Este blog se actualizará anualmente solo con las historias con mayor destaque, o las que nos traigan más aprendizaje.

¡Sigannos en las redes!

3 comentarios en «Nuestra historia, nuestros errores y como evolucionamos»

  1. El emprendimiento tiene muchas fases y una de ellas es errar y aprender es así que logramos el cambio y la mejora de nuestro emprendimiento ☺️✨
    Y si sirve comentarte que trabajo en marketing de influencers por si necesites alas ordenes ????????

    Responder
  2. Uno de los textos más interesantes que leí el día de hoy… Muchas felicitaciones por el esfuerzo, progreso y éxito que sigue generando todo el trabajo honesto que llevan detrás, admiración total. ????????????????

    Responder

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0